North America Map
Infogram
 
Logo-red.png

+

¡INFÓRMATE!

La Hospitalidad: “revolución del amor”.

La cultura de la hospitalidad es una oportunidad para una humanidad que camina con profundas heridas, el encuentro humano sincero favorece que cada persona pueda vivir dignamente y en libertad. En esta Caravana por la Hospitalidad vamos reconociendo cientos de historias de hospitalidad, acogida, encuentro y construcción de sociedades amorosas. Caminamos en una “revolución del amor”.


En la segunda parte de su recorrido en el 2022, la Caravana por la Hospitalidad ha visitado las ciudades de São Paulo, Porto Alegre (Brasil), Rivera, Tacuarembó, Montevideo y la Paloma (Uruguay), para continuar en Buenos Aires, San Miguel, Córdoba y Mendoza (Argentina).


El P. Julio Villavicencio S.J. director del Servicio Jesuita a Migrantes Argentina y Uruguay, junto con el equipo del SJM ARU acompaña la Caravana en su paso por estos dos países, desde la ciudad de Montevideo envía un saludo y una invitación para participar y sumarse en esta Caravana por la Hospitalidad, un tiempo de encuentro por la esperanza en nuestra humanidad.

Tejer una conversación común que reconozca las diversas prácticas y expresiones de la Hospitalidad, invitando para hacerlas visibles y convocar a otras personas y organizaciones a replicarlas.

¿Qué es la #CaravanaPorLaHospitalidad?


La Caravana por la #hospitalidad es un recorrido continental para la promoción de una cultura de acogida y encuentro, que va haciendo paradas en comunidades y ciudades de la región que reciben a poblaciones migrantes, refugiadas y desplazadas. Es una acción itinerante de la Red Jesuita con Migrantes en América Latina y el Caribe (RJM-LAC), en colaboración con los Servicios Jesuitas a Migrantes y a Refugiados (SJM, JRS, SJMR, Encuentros), y todas las obras e instituciones presentes en cada país de la región y desde donde se acompañan a las personas migrantes forzadas.


La Caravana por la #hospitalidad busca generar espacios de reconocimiento en el encuentro con la otredad, y de celebración de las diversidades que habitan nuestros territorios. A través de un repertorio variado de actividades como eventos temáticos, intervenciones artísticas en espacios públicos, reuniones de trabajo, encuentros con actores presentes en los territorios, dinámicas grupales, entre otras, la Caravana propicia miradas, experiencias y conversaciones en torno a la construcción de sociedades hospitalarias. Esto incluye iniciativas conjuntas en y con universidades, colegios, parroquias, equipos pastorales, personas que acompañan, organizaciones de la sociedad civil aliadas, comunidades receptoras y las propias personas migrantes, refugiadas y desplazadas.


Aquí puede seguir la Caravana en su recorrido.

Antecedentes.


La Caravana Cultural por la Hospitalidad nació en el año 2016 en Venezuela. Este proyecto artístico-social, es una iniciativa de la Coordinación de Arte y Cultura de la Universidad Católica del Táchira junto al Servicio Jesuita Refugiados de Venezuela, en alianza con la RAIF (antes Región Apostólica Interprovincial en la Frontera Colombo-Venezolana). Se planteó como propósito llegar a las comunidades de frontera para dialogar temas de interés social como la migración y la cultura de paz, a la vez de promover valores positivos como la hospitalidad, la solidaridad y la hermandad, integrando a la comunidad universitaria.


En su primera edición, la Caravana Cultural visitó 10 comunidades fronterizas de los Estados Apure, Táchira y Zulia. En su segunda edición durante 2018, la Caravana Cultural atendió 2 comunidades en Táchira. En su tercera versión en el año 2019 visitó la escuela nacional “La Machiri”.


En el año 2018 la Red Jesuita con Migrante RJM-LAC en colaboración con el Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana de la ciudad de México, realizó una versión de la Caravana por la Hospitalidad con el nombre de Recorridos culturales por la hospitalidad, visitando distintas poblaciones mexicanas en la ruta de las personas migrantes hacia los Estados Unidos. En esa oportunidad se realizó una articulación con Payasos Sin Fronteras de Brasil, México y Estados Unidos, y el cierre de la Caravana se llevó a cabo en el marco del Foro Mundial de Migraciones realizado en el D.F.


En 2022, la Caravana por la Hospitalidad retoma su camino a partir del Encuentro de Jóvenes y Voluntariado realizado en la ciudad de Cúcuta (región fronteriza Venezuela y Colombia), siguiendo un recorrido por Brasil, Uruguay y Argentina, inicialmente.


La Caravana por la #hospitalidad partió el 1 de abril del 2022 desde Cúcuta, en la frontera colombo-venezolana, y desde entonces ha seguido su trayecto hacia el Sur por las ciudades de Boa Vista, Manaus, Belo Horizonte, Sao Paulo y Porto Alegre, en alianza con el Servicio Jesuita a Migrantes y Refugiados de Brasil.


Entre el 15 de agosto y el 8 de septiembre de 2022, la Caravana por la #hospitalidad está recorriendo Uruguay y Argentina, en un itinerario articulado con el Servicio Jesuita a Migrantes ARU. Llegó a la localidad uruguaya de Rivera (frontera con Brasil), continuando por Tacuarembó, Rocha (La Paloma) y Montevideo para seguir hacia Argentina, donde se están realizando actividades y encuentros en la ciudad de Buenos Aires, San Miguel (en el conurbano bonaerense), Córdoba y Mendoza.


La Caravana por la #hospitalidad continuará su camino por Chile, Bolivia, Perú y Ecuador, para retornar al punto de partida en la región fronteriza entre Venezuela y Colombia. En colaboración con el JRS de Colombia se tienen planeadas varias acciones en distintas ciudades de este país donde se acompañan las personas en migrantes, refugiadas y en situación de desplazamiento forzado. Se tiene planeado que su punto de cierre sea en Bogotá en el mes de noviembre del presente año.


Con esta Caravana buscamos.

  • Sensibilizar sobre la historia compartida de migración, a través de actividades y mensajes que nos permitan seguir avanzando en conversaciones de hospitalidad, de fraternidad, de humanidad compartida en nuestras sociedades.

  • Visibilizar las historias de hospitalidad que ya se están viviendo dentro de las distintas comunidades en Latinoamérica y el Caribe, en el contexto de la migración forzada.

  • Reconocer conjuntamente las oportunidades de actuar desde la cultura de la hospitalidad para avanzar como humanidad en caminos de reconciliación, integración e interculturalidad.


La hospitalidad en la Red Jesuita con Migrantes LAC.


La migración forzada plantea retos centrales en la experiencia humana y ofrece preguntas profundas sobre la manera en que podemos vivir más allá de nuestras diferencias y a partir de la diversidad que nos constituye. Expresiones de hostilidad, discriminación y xenofobia, son indicadores de la “cultura del descarte” y de las deficiencias en los procesos de socialización que no asumen la diversidad y la interculturalidad como valores.


La Cultura de la Hospitalidad en el contexto de la migración forzada, implica el reconocimiento de la construcción de relaciones de colaboración, solidaridad, empatía y humanidad compartida. Es desde el reconocimiento de la diversidad que tiene cabida la hospitalidad, que no tiene fronteras y que construye puentes para el encuentro, generando los lazos de fraternidad y sororidad que la sociedad necesita.


La Hospitalidad es la llave que permite iniciar el proceso de Reconciliación individual y colectiva de aquello que ha sido roto por la experiencia de la huida y el destierro, favoreciendo los procesos de construcción de confianza, recuperación de la esperanza y proyección del futuro; no solamente de las heridas que sufren las personas migrantes, sino también de los miedos y reservas que tienen las personas que habitan las comunidades de tránsito, destino y retorno.


El reconocimiento de la Hospitalidad como interacción que no depende únicamente de la comunidad de acogida, sino que tiene que ver con un proceso personal y social donde se implican los seres humanos que participan del encuentro, anima a la transformación de imaginarios y narrativas que afectan las prácticas cotidianas de todas las personas, sean estas migrantes o comunidades locales que les reciben.


Apostamos por la construcción de la paz a través de la siembra de nuevos relatos y conversaciones, que configuran una renovada cultura del encuentro en las interacciones de hospitalidad, como una manera de caminar hacia la Justicia en las relaciones humanas, dando sentido al proceso de acogida más allá de un acto de caridad o de tolerancia.


La garantía de protección de los Derechos Humanos de las personas migrantes forzadas es un foco de la acción de la Red Jesuita con Migrantes desde sus diversas expresiones en lo local, nacional y regional; ésta es una dimensión muy importante del trabajo de la Red como aporte a la construcción constante de una Cultura de los Derechos Humanos sin discriminación alguna. Además, la promoción de la Cultura de la Hospitalidad representa un potencial de incidencia social que ya comienza a mostrar sus frutos. El proceso de transformación cultural implica un trabajo de educación, de implementación de prácticas cotidianas, y ante todo, de conciencia del impacto de cada acción dentro del acompañamiento, por pequeña que esta sea.


Desde la experiencia de la Red Jesuita con Migrantes, la Cultura de la Hospitalidad se observa en prácticas específicas que son promovidas en los niveles locales desde la acción de personas y comunidades que ofrecen alimentos y alojamiento temporal a quienes migran (Hospitalidad Popular). También es posible reconocerla en las acciones de organizaciones, Iglesias y sociedad civil, que de manera estructurada ofrecen acompañamiento a las personas migrantes facilitando atención humanitaria y asesorías diversas. Igualmente Escuelas, Universidades y Centros de Pensamiento, se comprometen con la promoción de la Cultura de la Hospitalidad desde la movilización de acciones públicas y de procesos de comunicación e incidencia que generan transformaciones en la sociedad.


La promoción de la Hospitalidad desde la Red Jesuita con Migrantes invita a diversas acciones que tienen como base tres ideas sencillas: todas y todos somos migrantes, somos parte de la misma Humanidad y somos lenguaje. Esto implica que podemos transformar la realidad cambiando nuestra perspectiva, al asumir nuestra responsabilidad individual lograremos cambios sociales y la práctica de la hospitalidad permitirá Acogernos, Protegernos, Promovernos e Integrarnos, como miembros de una misma familia humana comprometida en la construcción del buen vivir y la cultura de paz.


Ver documento.

Agradecimientos.


Agradecemos a todas las personas que desde su generosidad se van sumando a este camino de encuentro y celebración de la esperanza en la utopía de una humanidad compartida.


Equipos, organizaciones comunitarias, escuelas, colegios, universidades, organizaciones de base, instituciones y agencias de cooperación, congregaciones religiosas, comunidades jesuitas, personas migrantes, refugiadas y desplazadas… tantos seres humanos que vamos reconociendo en la migración forzada una maestra para seguir caminando hacia sociedades justas y reconciliadas.


Gracias por permitirnos aprender de manera conjunta que las hospitalidades son una oportunidad para sanar las heridas que nos deja el destierro, las violencias y la cultura del descarte.


Seguimos caminando, dando todos los días #OtroPassoMás

144 visualizaciones