North America Map
Infogram
 
Logo-red.png

+

¡INFÓRMATE!

89,3 MILLONES DESPLAZADOS FORZADOS | ACNUR LANZA INFORME 2021 TENDENCIAS GLOBALES

Dejando a un lado la invisibilidad propia de cientos de miles de personas desplazadas forzosamente, ACNUR viene ofreciendo cada año por estas fechas un informe de tendencias globales a través de cifras sobre desplazamiento forzado que es un referente muy oportuno para observar la evolución de los éxodos en el mundo, y que además permiten hacer una comparativa que da nombre al propio informe, nos habla de cuáles son las principales tendencias de la migración forzada en el globo.


Teniendo en cuenta que este informe es anterior a la invasión rusa de Ucrania y la guerra subsecuente, ya que los datos se cierran en diciembre de 2021, la primera tendencia a destacar es que continúa el crecimiento del desplazamiento forzado en el mundo. Es muy destacable el incremento de casi 7 millones de personas durante el 2021.


El panorama para el 2022 será probablemente mucho más desolador. En apenas los 4 meses del conflicto en Ucrania en 2022 "hay 7,1 millones de personas ucranianas que son desplazadas internas (fuente: OIM). Del 24 de febrero al 29 de mayo de 2022, se registraron 6,8 millones de desplazamientos de personas refugiadas que dejaron Ucrania, mientras que, en el mismo período, se registraron 2,2 millones de movimientos de población hacia Ucrania, incluso de naturaleza pendular (fuente: Ukraine refugee situation)." (Nota al pie 17 del informe de Tendencias Globales 2021)

Este dato confirma una tendencia que se mantiene constante en la última década, incluso durante la pandemia, un crecimiento sostenido que ha hecho que se duplique la población obligada a dejar su hogar pasando de menos de 40 millones en el 2011 a casi noventa millones en el 2021.


De nuestro continente hay algunos datos especialmente remarcables:

  • La población venezolana sigue siendo el segundo éxodo masivo mundial por el número de personas fuera de Venezuela, 6.1 millones, frente a los 5.4 millones en el 2020.

  • Colombia es el segundo país de acogida a nivel mundial, 1.8 millones, 100,000 más que el año anterior. Países como Perú o Ecuador siguen en una tendencia significativamente creciente de acogida.

  • EE.UU. México y Costa Rica figuran en primera, tercera y cuarta posición en cuanto a nuevas solicitudes de refugio. En el caso de Costa Rica se explica principalmente por la situación de Venezuela, mientras que en México se da una combinación de las distintas crisis y causas que generan los flujos migratorios forzados en el continente, especialmente de Haitianos/as y Hondureños/as, pero también como consecuencia de la política de externalización desde EEUU.

  • Los/as nicaragüenses son los nacionales que más nuevas solicitudes de asilo ha generado a nivel mundial, 92,700 en 2021

  • En nuestro continente están acogidas el 20% de las personas refugiadas a nivel mundial, en su inmensa mayoría venezolanas. El crecimiento anual está en el 11% de desplazados forzados internacionales.

  • En Colombia, conforme a datos oficiales, se estima que hay 6,8 millones de personas desplazadas internas que siguen necesitando asistencia humanitaria y soluciones a finales del año

Dentro de la mirada a nuestro continente, nos preocupa la insistencia del ACNUR de crear una categoría distinta para parte de la población desplazada forzada de origen venezolano. La inmensa mayoría de los 6,1 millones de personas son personas con necesidad de protección internacional, con independencia de las alternativas migratorias y de protección a las que hayan podido acceder o no en los distintos países de destino. Ni entendemos ni aceptamos esa categoría expresa de 4.4 "Venezolanos desplazados en el extranjero".


El informe hace mención expresa al crecimiento de los conflictos a nivel global, y cómo estos están generando nuevos desplazamientos y refuerzan esa tendencia alarmante de crecimiento. Sin embargo, nos parece muy positiva una mirada más holística de cómo operan la diversidad de causas/violencias en la expulsión, en concreto el reconocimiento del Cambio Climático como una de las violencias crecientes que están ya generando migraciones forzadas masivas en todo el planeta. Una realidad que no hemos enfrentado de una manera pausada en nuestro continente y en la que la RJM y otras muchas organizaciones en América queremos profundizar. El deterioro demostrado del medio ambiente es consecuencia también de un modelo de desarrollo económico que es depredador y que ya está causando diversos éxodos en nuestros países. Creemos que el informe es en exceso prudente al plantear algunas tensiones vinculadas con la relación entre el desplazamiento forzado y el cambio climático, pero es positivo incluir el análisis y ayuda a que cada vez podamos centrar más esta dinámica en las agendas públicas.


En definitiva las tendencias globales (y la mirada a nuestro continente dentro de ellas) siguen mostrando un panorama muy preocupante, que confirma las llamadas de atención que desde la sociedad civil venimos realizando y reflejan una realidad que nos encontramos cotidianamente en los lugares de expulsión, tránsito y destino donde nos hacemos presentes.


No podemos dejar de llamar la atención, frente a las resistencias y promoción de políticas restrictivas generalizadas pero protagonizadas por polos económicos y de poder (como Estados Unidos o la Unión Europea), como la inmensa mayoría de los espacios de acogida en nuestro mundo son países vecinos a los de expulsión, categorizados como de rentas medias y rentas bajas.


La lectura detenida de este tipo de informes presentan una oportunidad muy apropiada para el análisis. Pero no debemos olvidar nunca las personas que hay detrás de esos números. No olvidarlas implica también ofrecer el espacio para trabajar junto a ellas más que para ellas.


Pueden acceder aquí al informe completo en Español e Inglés.

102 visualizaciones