North America Map
Infogram
 
 
banner.jpg

¿Sabías que alrededor del mundo hay 𝗺𝗶𝗹𝗹𝗼𝗻𝗲𝘀 𝗱𝗲 𝗽𝗲𝗿𝘀𝗼𝗻𝗮𝘀 vinculadas con la #TratadePersonas, pero 𝘀𝗼𝗹𝗼 𝟭𝟬𝟴𝟲𝟭𝟯 𝘃𝗶́𝗰𝘁𝗶𝗺𝗮𝘀 𝗵𝗮𝗻 𝘀𝗶𝗱𝗼 𝗶𝗱𝗲𝗻𝘁𝗶𝗳𝗶𝗰𝗮𝗱𝗮𝘀 𝘆 𝗿𝗲𝗽𝗼𝗿𝘁𝗮𝗱𝗮𝘀?

Este 2021, la #IglesiaCatólicaLatinoamericana se levanta en una sola voz: 𝐋𝐚 𝐯𝐢𝐝𝐚 𝐧𝐨 𝐞𝐬 𝐮𝐧𝐚 𝐦𝐞𝐫𝐜𝐚𝐧𝐜𝐢́𝐚, ¡𝐬𝐞 𝐭𝐫𝐚𝐭𝐚 𝐝𝐞 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐬!

 
 

La trata de personas con fines de reclutamiento forzoso para conflictos armados y/o actividades delictivas, es una grave violación a los derechos humanos que ha crecido en América latina en los últimos años.

 

Miles de personas se han visto afectadas, siendo niñas, niños, adolescentes y jóvenes los más perjudicados. Los tratantes y sus redes se aprovechan de la desprotección y de las necesidades económicas, afectivas y laborales de las víctimas; usándolas como objetos para la guerra, poniéndolas en riesgo, despojándolas de sus proyectos de vida y de su capacidad de decisión.

Trata con fines de trabajo esclavo

A la trata de personas se la ha considerado como la esclavitud moderna. Miles de personas son víctimas de este vergonzoso delito, alrededor de todo el mundo.

 

Las víctimas son mujeres, hombres y menores de edad que día a día son explotados con fines de trabajo forzoso, servidumbre doméstica, mendicidad infantil, entre otros.

La trata de personas para el tráfico de órganos es una industria que se alimenta de la desesperación del enfermo y de la pobreza y vulnerabilidad de la víctima. Las personas son llevadas a lugares clandestinos para la extracción de sus órganos, donde las condiciones son insalubres e inseguras.

 

El tráfico de órganos es un delito de comercio ilegal que genera ganancias millonarias a nivel mundial. Las mafias de este crimen organizado son las únicas que verdaderamente lucran con este negocio.

Captura de pantalla 2021-07-26 a la(s) 10.30.04 p. m..png