Logo-red.png

+

¡INFÓRMATE!

MEMORIA Y SOLIDARIDAD con las víctimas

Desde la Red Jesuita con Migrantes nos sumamos a la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado en Colombia; la mayoría de ellas han sufrido el desplazamiento forzado y muchas fueron obligadas a buscar refugio y protección internacional en distintos países de Latinoamérica y del mundo. Un conflicto que aún no termina y que sigue generando dolor en miles de seres humanos.


Jóvenes de Colombia vinculados a procesos acompañados por los colegios confiados a la Compañía de Jesús, la Red Juvenil Ignaciana, el movimiento Huellas y la red JRS colegios del Servicio Jesuita a Refugiados, llevan varios años invitando a recordar este día y a plantear reflexiones y acciones simbólicas que muevan a la sociedad en su conjunto.


Nos invitan a transitar caminos de esperanza a partir de la memoria y las herencias. Este año no es la excepción.

¿Por qué se recuerda la importancia de la memoria y solidaridad con las víctimas en Colombia el 9 de Abril?


El 9 de Abril de 1948, hace 73 años, fue asesinado en la ciudad de Bogotá el líder político Jorge Eliécer Gaitán, desatando levantamientos populares en diversas partes de Colombia y marcando el comienzo de un periodo histórico conocido como “La Violencia”, y del cual se desprenden muchos de los elementos estructurales de las distintas violencias y el conflicto armado de este país.


En el año 2011 con la promulgación de la Ley de Víctimas se decretó este día como un momento para hacer memoria y reconocer como se viene atentando por décadas contra los derechos, la dignidad y la vida de millones de personas en Colombia. En la actualidad y de manera oficial, se reconoce que 9´113.500 personas han sido violentadas de distintas formas (18% de la población).


Han sido múltiples las victimizaciones, entre ellas, los desplazamientos (8.107.579 personas desplazadas forzadas según el Registro Único de la Unidad para las Víctimas de Colombia), desapariciones forzadas, abusos sexuales, masacres, secuestros, torturas, tratos indignos, masacres, homicidios, magnicidios, amenazas, hostigamientos, extorsiones, atentados, ejecuciones extrajudiciales, entre otras muchas.


El proceso del 9 al 9: una propuesta de sensibilización y acción de la Compañía de Jesús en Colombia.


El Proceso del 9 al 9 a lo largo de sus seis años de historia, ha sido inspirado por el lema “Quiéreme bien, herédame la paz”, a partir del cual, jóvenes de Colombia han salido a gritar en las calles, imprimir en camisetas, plasmar en grandes carteleras, compartir en redes sociales y que en sus propias palabras, es “un lema que creemos ha encontrado un lugar importante en los corazones de quienes hemos hecho parte de este camino”.


Para conocer más: Red Juvenil Ignaciana Colombia @rjicolombia


Para el año 2021 nos invitan a profundizar en las culturas de paz desde la perspectiva de las herencias. De manera muy concreta, proponen: “Acercarnos, de manera crítica y situada, en los múltiples significados que, como jóvenes, le otorgamos a este lema. Retomando el lema del Proceso del 9 al 9, nos hemos propuesto para este año cuestionar las herencias: quiéreme bien, herédame la paz”.


HOY hacen la invitación para un encuentro virtual de jóvenes de distintas regiones de Colombia, con el objetivo de conmemorar este día como en años anteriores, para elevar las voces como jóvenes: “juntos y juntas iniciaremos el reconocimiento y la transformación de las herencias que nos han impedido construir la paz de Colombia y, al mismo tiempo, las herencias que nos permiten imaginarla, potencializarla y construirla. Queremos, como generación de jóvenes, transformar las violencias y construir la paz” señalan.

Desde el Proceso del 9 al 9 nos plantean unas preguntas centrales, qué bien podríamos aplicar a distintos contextos de violencias que siguen expulsando a millones de seres humanos: ¿Qué heredamos y qué queremos heredar? ¿qué herencias queremos transformar y que otras queremos preservar para la promoción de las culturas de paz en nuestro país?


El Servicio Jesuita a Refugiados en el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado en Colombia


En el contexto de este día el Servicio Jesuita a Refugiados - Colombia comparte un Comunicado Público manifestando la solidaridad con las víctimas y llamando al Estado colombiano para actuar y prevenir todas las violencias que genere nuevas victimizaciones en el país.


Reitera el JRS Colombia su compromiso de acompañar, servir y defender, como aporte en la consolidación de escenarios de hospitalidad, reconciliación y paz.


"Que esta sea una oportunidad para que institucionalmente se haga un compromiso decidido de avanzar rápidamente en la implementación de sus responsabilidades en materia de goce efectivo de derechos y como sociedad civil a que conmemoremos este día, desarrollando acciones concretas que permitan acercarnos al sufrimiento de esos miles de colombianos que han sufrido los impactos de la guerra y en ese sentido movilizarnos hacia una cultura de la hospitalidad y reconciliación en nuestros entornos más cercanos".

32 vistas