North America Map
Infogram
top of page
Logo-red.png

+

¡INFÓRMATE!

MÉXICO | LA CIUDAD DE MÉXICO CIERRA LAS PUERTAS A LA PROTECCIÓN

Cerca de 200 organizaciones de la Sociedad Civil y de personas Refugiadas y Desplazadas expresan su "profunda preocupación" por la ausencia de una oficina de atención de la COMAR en la Ciudad de México. Son miles de personas las que buscan protección o las personas con estatus de refugiadas que necesitan la continuidad de sus procesos y trámites.

México, además de estar obligada por ser parte de los principales instrumentos internacionales en protección internacional, ha ocupado históricamente liderazgos en algunos procesos de construcción de salvaguardas de las personas con necesidad de protección internacional. Esta decisión de no abrir el espacio de la COMAR en la Ciudad de México es una muestra más de una deriva en el manejo de las políticas migratorias y de asilo que se ha ido sumando al enfoque securitista y a un manejo instrumental y populista de las migraciones forzadas en los últimos sexenios..


Foto del archivo del @Universal


En el comunicado, al que se suma la red, se exige, entre otras cosas, tanto a la Secretaría de Gobernación como al Gobierno de la Ciudad de México:


  • La reanudación inmediata de la operación de la COMAR en la colonia Juárez (CDMX) en tanto no se garantice otro espacio seguro, accesible y con las condiciones adecuadas.

  • Establecer estrategias de diálogo y mediación con las comunidades locales, frente a las preocupaciones que puedan mostrar por la presencia de estas operaciones en sus vecindarios.

  • Afianzar el compromiso de México con los Derechos Humanos


La presencias de oficinas de atención de la COMAR o cualquier otro tipo de servicios o apoyos que se ofrecen a las poblaciones migrantes en la Ciudad de México, no son la causa del establecimiento de asentamientos o campamentos en la calle, sino que éstos son consecuencia de una inadecuada acogida humanitaria y evidentemente del incremento de las violencias que obligan a cientos de miles de personas a moverse forzadamente por el continente.


A la vez que exigimos al Estado en sus distintos niveles que asuma y opere sus responsabilidades con los derechos humanos y la protección internacional, mostramos toda la disposición, como sociedad civil organizada, a seguir colaborando en la búsqueda de soluciones y en el trabajo de respuesta.


Cada día que pasa sin el funcionamiento de la COMAR en la ciudad de México, es un día más quebrando los derechos, la protección y la esperanza de miles de personas, se necesita una respuesta efectiva y urgente y devolver a la Ciudad de México la dignidad de ser una ciudad a la altura de la acogida que tan propia ha sido a lo largo de su historia.


Descarga aquí el comunicado completo

45 visualizaciones

Comments


bottom of page